Tres hábitos saludables que podemos enseñar a los niños

En: Root   El:   

Es sabido que los niños absorben muchísima información durante los primeros años de su vida, y que ésta puede ser determinante para los años posteriores. En el caso de los hábitos, podemos definir a éstos como una “conducta adquirida repetida regularmente de forma inconsciente”, por eso, si son adquiridos desde niños, es más fácil que se asocien con prácticas normales y que se repitan día a día.

En el caso de la salud, es aún más importante que los hábitos se adquieran desde niños, por la importancia y repercusión en su crecimiento y desarrollo. Estos son algunos de los más importantes que pueden aprender durante la primera etapa de su vida:

Actividad física

En los primeros meses, es importante realizar paseos diarios con el bebé, tanto en verano como en invierno para que su cuerpo y sus defensas se adapten al entorno. Para esta rutina, recomendamos los cochecitos Bugaboo y su lema “move freely” (moverse libremente), pensados para hacer el paseo más cómodo y agradable, con cochecitos ligeros, compactos y de fácil manejo. En nuestra web podrás encontrar los últimos modelos y financiarlos en cómodos plazos.

Una vez que crece, el niño está habituado a los espacios abiertos y ya se puede comenzar a fomentar la actividad física con actividades extraescolares o en familia, lo que además, será una excusa perfecta para pasar un buen rato juntos.

De esta forma, el niño asociará la práctica de ejercicio y la actividad con diversión y entretenimiento, lo que ayudará a que comience a tomarlo de forma inconsciente como hábito.

 

Alimentación Saludable

Otra conducta que es recomendable inculcar a los niños desde pequeños está relacionada con la alimentación. Si bien es cierto que cada uno es diferente y que no es recomendable obligarles a comer todo tipo de alimentos, es importante enseñarles y acostumbrarles a determinados hábitos tales como establecer una hora fija para las comidas, sentarse juntos a la mesa y relacionarse o evitar el picoteo entre horas.

También, elaborar un menú o planear las comidas con antelación ayuda a que éstas sean más completas y a que el niño asimile que hay un orden establecido con una alimentación variada y no lo que le apetezca cada día.

El uso de robots de cocina puede ayudar en la elaboración de un menú completo y variado ya que preserva las vitaminas y propiedades de los alimentos. Estos aparatos, que puedes comprar en nuestra tienda online, además ofrecen la opción de picar los alimentos en trozos pequeños, mucho más fáciles de ingerir y masticar para el niño.

Y por supuesto, los padres deben predicar con el ejemplo en detalles y gestos tales como desayunar todos los días, comer más fruta y verdura o beber mucha agua. Los niños aprenden por imitación y ver este tipo de conductas cada día hará que lo asimilen como algo habitual.

 

Curiosidad

Si bien es cierto que la curiosidad es algo innato en muchos niños, no está de más fomentarla desde que son pequeños. En los mencionados paseos en cochecito cuando son bebés hay que comenzar a explotar esta faceta, que continuará meses adelante con la colocación de la silla del carrito hacia el exterior. Libros, películas, aplicaciones… cualquier material que pueda despertar sus ansias de conocer el entorno y el mundo que le rodean son buenos, aunque cuidado con abusar de la tecnología.

Según los expertos, en los primeros años del niño el uso de dispositivos como tablets o smartphones debe tener un fin educativo, no de entretenimiento. “Los dispositivos son herramientas que pueden ayudar a esa exploración tan necesaria en un niño pero no deben usarse simplemente como aparato para que se entretenga y esté tranquilo" apuntan.

Comentarios

Deja un comentario